81 Party, HA Barcelona / by Tomás Russi

Cuero, hilo, metal. Tres elementos esenciales.

Cuero, hilo, metal. Tres elementos esenciales.

Hace poco aconteció un día muy especial en el calendario. Tan especial que no todo el mundo sabe qué sucede, qué significa o por qué ocurre.

Fue el día número 81 del año 2019, y el 81 es lo que lo hace especial. La octava letra y la primer letra del abecedario, HA. Así de intrincado es el simbolismo que tienen que incurrir las personas para poder sentirse parte de un grupo marcado por la historia.

Me invitaron para hacer la cobertura de foto del evento, a lo cual accedí con mucho gusto. Quería presenciar con mis propios ojos lo que películas, videojuegos, medios de noticias y leyendas urbanas cuentan de manera tan particular y distinta.

Banderas, lemas, grupos, camaradería. Lo social.

Banderas, lemas, grupos, camaradería. Lo social.

Al llegar me encontré en un evento más. Mas allá de los detalles que lo hacían una fiesta 81, no me vi en un acontecimiento sectario, místico u oscuro. Sino que me topé con personas que se reunían por el hecho de, justamente, reunirse. Seres humanos que comparten el mismo humor, la misma pasión, los mismos gustos. Que no eran amigos por el hecho de compartir un trabajo o una familia, o porque las circunstancias de la vida los llevó a verse seguido y a forzar vínculos, sino que eran amigos, camaradas, porque ven en el otro una parte de ellos mismos, alguien que los entiende porque pasó por lo mismo y llegó a una conclusión parecida. Me recordó a mis épocas en las que me reunía con usuarios de un foro (en las primeras épocas en donde la gente comenzó a relacionarse por internet), y donde cree lazos muy fuertes con personas que vivían muy lejos de donde yo hacía mi día a día.

En esta fiesta no vi excesos, ni seres intimidantes. Viví un encuentro de personas que se reunían después de tal vez un año sin verse, pero abrazándose como si compartiesen todos sus días. Me informé sobre organizaciones dedicadas a luchar contra el prejuicio que sufren los perros calificados como peligrosos (o PPP, como se los señala en España). Contemplé artistas del grafiti que se solidarizaban tanto con dichas organizaciones como por las persecuciones que sufren los asistentes a dicho evento. Escuché bandas locales, una de ellas realizando un impecable tributo a AC/DC. Presencié shows amateurs y profesionales, cual muestras de una compañía de danza, pero de erotismo, strip-tease y fetichismo.

Women.

Women.

81party-4.jpg
Let there be sound.

Let there be sound.

A mitad de la noche llegó Fede, un colega al que había invitado porque sabía que podíamos compartir la misma perspectiva de la velada. Seguimos sacando fotos, analizando la situación, preguntándonos si el resultado de nuestros clicks sería equivalente al de los grandes referentes. Y las horas fueron pasando, terminaron los shows, se dieron emotivos momentos de agradecimiento entre las bailarinas y su tutora, y entre los motociclistas con sus camaradas caídos.

Creo que no hay una visión absoluta de las cosas, creo que uno ve lo que quiere ver o lo que otro quiere que vea, esas dos opciones nada más. Yo fui a este evento para ver un grupo humano, y lo ví, lo viví y lo recordaré. No como un grupo de gente ruda y oscura, sino como un grupo de personas unidas por una elección propia, como unidas por un foro de anime, alla por el año 2007, en donde jóvenes y adolescentes se reunían para no sentirse tan solos.

81party-6.jpg
81party-7.jpg
81party-8.jpg
81party-9.jpg
81party-10.jpg
81party-12.jpg